El Amor que doy es el mismo que recibo


Cuando me amo y me acepto exactamente tal como soy,  aquí y ahora, con todas mis imperfecciones y todo lo que me avergüenza de mi, encuentro mas fácil aceptarte a ti de la misma manera. 

Cuando pongo condiciones a mi amor, por mi misma o por los demás, entonces me amo libremente. Decir " Te amare si...", no es amar, es controlar. Así  pues, aprendo a dejar marchar la necesidad de controlar a los demás y reconozco que tienen la libertad de ser como son.

Nos veo a todos esforzándonos en nuestros respectivos caminos, aprendiendo a crear paz en nuestro interior, haciendo lo mejor que sabemos  con el entendimiento, la comprensión y el conocimiento que tenemos en cada momento. 

En la medida que aumenta el numero de personas que abre su conciencia al trabajo en el amor incondicional, conectaremos con el nuevo grado de poder espiritual que esta aquí para nosotros.

Veo un manto de bondad que cubre el planeta y nos ayuda a transformar nuestra conciencia pasando del temor al amor.

(Louise L. Hay de su Libro Meditaciones para sanar tu vida)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente