Me centro en la verdad y la paz


En cualquier lugar donde yo esté no hay más que espíritu, Dios, bien, sabiduría, armonía y amor Infinitos. No puede ser de otra manera. No hay dualidad. Por consiguiente, aquí y ahora mismo, en mi lugar de trabajo, declaro y afirmo que no hay nada más que armonía, sabiduría y amor Infinitos. No hay problemas que no tengan solución. No hay preguntas sin respuesta. Ahora escojo ir más allá del problema, para buscar la correcta acción Divina que nos guíe hacia la solución de cualquier discordia que se interponga en la atmósfera auténticamente armoniosa de esta empresa. A partir de esta discordia y esta confusión
aparentes, estamos dispuestos a aprender y a crecer. Nos liberamos de toda culpa y toda recriminación y nos volvemos hacia adentro en busca de la verdad. Estamos dispuestos a liberarnos de cualquier pauta mental que haya contribuido a crear discordia. Decidimos saber la verdad, y la verdad nos
hace libres. La sabiduría, la armonía y el amor Divinos reinan supremos dentro de mí y a mi alrededor y dentro y alrededor de todas las personas que trabajan en este lugar. Nuestra empresa pertenece a Dios, y es Él quien ahora dirige y guía nuestros movimientos. 
Para mí misma, y para todos los que participamos en esta empresa, proclamo la paz, la seguridad, la armonía, un profundo sentimiento de amor por nosotros mismos y la jubilosa disposición a amar a los demás. 

Nos concentrarnos en la verdad y vivimos en el júbilo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente