Me perdono y me libero...


Una fuerte dependencia de cualquier cosa exterior a mi y es adicción. Podemos ser adictos a las drogas, a los fármacos, al alcohol, al sexo y al tabaco; también puedo tener adicción a culpar o juzgar a los demás, adicción  a la enfermedad, a las deudas, a ser victima, a ser rechazado. No obstante, puedo superar esa adicciones. Ser adicto es ceder mi poder a una substancia o habito. Siempre puedo recuperar mi poder. ¡ Ese es el momento en que recupero mi poder! Elijo adquirir el habito de saber que la vida esta aquí, para mi. Estoy dispuesta a perdonarme y seguir adelante. Tengo un espíritu eterno que siempre ha estado conmigo, y que esta presente en este momento. Me relajo, me libero, me acuerdo de respirar y voy dejando marchar los viejos hábitos mientras practico los nuevos.

 (Louise L. Hay).


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente