Yo sigo mi sabiduría interior


"En realidad la meditación no es más que silenciarte por dentro para poder ponerte en contacto con tu propia sabiduría interior".


Tu punto de partida es ese punto maravilloso, el punto de amor de tu corazón. Mantente centrado y ámate tal como eres, y piensa que en realidad eres una Expresión Divina y Magnífica de la Vida. No importa lo que esté pasando ahí afuera; tú estás centrado. 
Tienes derecho a tus sentimientos. Tienes derecho a tus opiniones. Eres, nada más. Trabajas en amarte a ti mismo, en abrir tu corazón, en hacer lo que está bien para ti y en ponerte en contacto con tu voz interior. Tu sabiduría interior sabe qué respuestas son válidas para ti. Eso, a veces, puede asustarte porque tal vez la respuesta que recibas desde adentro sea muy diferente de lo que tus amigos quieren que hagas. Sin embargo, interiormente tú sabes lo que está bien para ti. Y si sigues tu sabiduría interior, estarás en paz con tu propio ser.
Date ánimos para tomar las decisiones que están bien para ti.
Cuando dudes, pregúntate: «Esto nace del espacio de amor de mi corazón Esta decisión, ¿es una muestra de amor por mí mismo? ¿Es la adecuada para mí en este momento?» La decisión que tomes, en algún otro momento —un día, una semana o un mes después— quizá ya no sea la correcta, y entonces puedes cambiarla. En cada momento pregúntate: « ¿Esto está bien para mí?» Y respóndete: «Me amo a mí mismo y estoy tomando las decisiones adecuadas».

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

El arte de aquietar la mente