Me siento a gusto conmigo mismo


Cada uno de nosotros está haciendo lo mejor que puede hacer en este momento. Si supiéramos más y tuviéramos más entendimiento y más conciencia, entonces haríamos las cosas de otra manera.


Elógiate y repítete a ti mismo lo absolutamente maravilloso que eres. No te critiques. Cuando hagas algo nuevo, no te recrimines porque no te salga bien al principio. Practica.

Aprende qué es lo que funciona y lo que no funciona. La próxima vez que hagas algo nuevo o diferente, algo que apenas si estás aprendiendo ponte de tu parte. No te digas qué fue lo que hiciste mal; elógiate por lo que hiciste bien. Recompénsate, levántate el ánimo, de manera que la próxima vez que lo hagas te sientas realmente bien por hacerlo. Cada vez te saldrá mejor, y mejor, y mejor. Y pronto tendrás una habilidad nueva.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente