Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

En la libertad te reencuentras

Imagen
Haciéndote responsable de tu propia vida encontrarás tu centro, sabrás quién eres y qué quieres. Cuando adquieres tu propia responsabilidad aprendes a diferenciar entre ayudar y cargar con los otros. Cuando cargas lo que no te corresponde en ti, al contrario de lo que pudieras pensar no estás ayudando a nadie, sino desgastándote, esclavizándote. Ayudar a otro no significa cargar con su vida a cuestas, significa estar al lado de esa persona para apoyarla pero no solucionar continuamente sus problemas y estar viviendo sus experiencias. Cuando haces eso, no la estás ayudando, la estás anulando. Cada cual debe aprender a responsabilizarse de su vida, venimos a vivir las experiencias de nuestra propia vida, no de la vida de otros. Enseñar a los demás a hacerse cargo de sí mismos es el mejor regalo que les puedes hacer, es como enseñar a pescar en lugar de regalar pescado. ¿Ves la diferencia? Cuando tú sueltas una relación, esa relación se fortalece mucho más y tanto tú como la otra persona os li…