Sencillamente espera...


Si quieres que la mariposa se pose en tu mano, has de quedarte muy quieto.

En esta vida, si quieres que la alegría se acerque cada vez más a ti, quédate quieto. Si te mantienes en esa quietud que existe en tu interior, se aproximará a ti cada día más y más.
Cuando ves una rosa, no puedes abrirle los pétalos a la fuerza; no funciona. Sencillamente espera; se paciente y lo hará por sí misma. Y cuando lo haga, será más hermoso que lo que hubieras conseguido abriéndola con los dedos. La alegría, la plenitud, son así.
Permite que el Conocimiento te acerque más y más a ellas. Consigue esa quietud, para que él también pueda acercarse más y más a tí. (Prem Rawat-Maharaji).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente