Frase del Dia. 8 de Febrero

Esta es la matemática del trabajo interno: el deseo crea desgracia. Si el deseo es insatisfecho necesariamente crea desgracia. Pero incluso aunque el deseo sea cumplimentado, de nuevo crea desgracia, porque en el momento en que lo satisfaces, tu deseo ha avanzado, pide más. En realidad el deseo siempre va por delante de ti. Llegues a donde llegues, el deseo siempre irá por delante. Y nunca alcanzarás el punto donde tú y tu deseo os encontréis, es imposible. El deseo implica siempre algo en el futuro, nunca en el presente. Tú siempre estás en el presente y el deseo siempre está en el futuro. Y estés dónde estés, estarás en el presente y el deseo siempre morará en el futuro.

(Osho).


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente