Frase del Da: 14 de Mayo

El corazón es un aventurero, es el explorador de los misterios, es el descubridor de todo lo oculto. El corazón está siempre en peregrinaje. Nunca está satisfecho, tiene un profundo descontento espiritual, nunca se establece en ningún lado, está muy enamorado del movimiento, del dinamismo.
El corazón sólo está satisfecho al llegar a lo esencial, a aquel punto donde ya no existe un “más allá”. Lo mundano no puede satisfacerlo. El corazón no es jamás convencional, está siempre en revolución; saltando siempre de un estado a otro, siempre tanteando, siempre arriesgando. Siempre está dispuesto a jugarse cualquier cosa que tenga por lo desconocido. Su deseo es conocer lo que verdaderamente es, y Dios se trata de esto.
(Osho).




Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente