Frase del Dia: 23 de Septiembre

Esa es una de las paradojas de la vida espiritual: cuanto más se disuelve uno en lo Divino, más único se vuelve. La disolución no es de la individualidad, sino del yo. La disolución no es de lo singular sino del ego. Cuánto más tienes un ego, tanto más te asemejas a los demás, porque todo el mundo es un egoísta.
(Osho).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente