Osho


¿Quién es Osho?

Osho, fue un místico contemporáneo cuya vida y enseñanzas ha inspirado a millones de personas de todas las edades y condiciones. El semanario Sunday Mid-Day lo ha descrito como una de las diez personas -junto con Gandhi, Nerhu y Buda- que han cambiado el destino de la India.

Desde la infancia fue un espíritu muy rebelde e independiente, negándose a aceptar creencias y convencionalismos, cuestionando abiertamente todas las tradiciones y religiones en favor de experimentar la verdad por sí mismo. Su mensaje, directo y sin concesiones, ha generado mucha controversia e inquietud en todas las esferas del poder, especialmente su insistencia en que la verdadera religión debe basarse en la propia experiencia, en la expansión de la consciencia individual, no en la adhesión a una doctrina, a una iglesia o un ritual.

Su propuesta es el nacimiento de un Hombre Nuevo, una humanidad libre de creencias y prejuicios que fragmentan al individuo. Su visión abraza una actitud afirmativa ante la vida: las cualidades y rasgos humanos simbolizados en Zorba el Griego -un ser humano alegre, sincero y espontáneo, que vive y celebra los placeres de la vida cotidiana, libre de culpa e hipocresía-, y Gautama el Buda -un ser que representa el florecimiento del potencial espiritual intrínseco de todo ser humano, el anhelo interior de reencontrarnos con nuestra esencia espiritual-. A este ser humano que vive una existencia plena, en armonía con su naturaleza humana y consciente de su esencia espiritual, Osho lo llama: Zorba el Buda.

Osho dejó su cuerpo el 19 de enero de 1990 debido a un progresivo deterioramiento físico provocado por el envenenamiento. Pocas semanas antes de dejar el cuerpo declaró:

“Mi confianza en la existencia es absoluta. Si hay algo de verdad en lo que os he dicho, sobrevivirá. Aquellos que estén interesados en mi tarea, simplemente llevarán la antor-cha, pero sin imponer nada a nadie. Yo seguiré siendo la fuente de inspiración para mi gente, y así lo sentirán la mayoría de mis sannyasins… Quiero que cada individuo crezca de acuerdo a sí mismo: en las cualidades del amor -alrededor de la cual no se puede crear ninguna iglesia-; la consciencia -que no es el monopolio de nadie-; la celebración, la alegría… que mantenga los ojos inocentes, como los de un niño… Quiero que cada cual se conozca, que no sea conforme a algún otro. Y el camino es hacia dentro…”







































Entradas populares de este blog

Soy un ser especial y único

Yo sigo mi sabiduría interior

El arte de aquietar la mente